Cinco años con Zidane en el banquillo

  • Fue nombrado el 4 de enero de 2016, se marchó en 2018 y regresó 10 meses después

Florentino Pérez y Zidane

Hoy, 4 de enero se cumplen cinco años de la llegada de Zidane al banquillo del primer equipo del Real Madrid. Fue en 2016 cuando Florentino Pérez decidió apostar por el entrenador francés para relevar a Benítez que llegó el verano de 2015 por Ancelotti y se marchó 215 días después con la afición en armas contra el entrenador y Florentino Pérez.

El presidente blanco apostó por Zidane que estaba en el Castilla y la apuesta le salió a la perfección. Desde 2016 hasta 2018, el Real Madrid con Zidane al mando conquistó tres Champions consecutivas, una Liga, dos Supercopas de Europa, una Supercopa de España y dos Mundiales de Clubs.

Fue precisamente tras ganar la tercera Champions seguida, en 2018 ante el Liverpool en Kiev, cuando Zidane decidió marcharse del Real Madrid para sorpresa de todos. Lopetegui fue el elegido para reemplazar al francés pero acabó siendo destituido. Le sustituyó Solari que estaba en el Castilla, pero tampoco funcionó.

Florentino Pérez llamó a Zidane para que regresara y aceptó volver en marzo de 2019, aunque muchos apostaron por que era Mourinho el que iba a volver. Y con su vuelta, el Real Madrid volvió a ganar títulos: una Liga y una Supercopa de España.

A pesar de ser el segundo entrenador con más títulos en la historia del Real Madrid, con 11 y sólo superado por Miguel Muñoz (14), las críticas tras su regreso han sido una constante por el juego del equipo, pero el entrenador francés siempre resucita cuando peor parece que lo tiene. Su futuro es una incógnita. Su contrato acaba en 2022, pero Zidane puede sorprender a todos y marcharse cuando él lo considere, como hizo en 2018.

El ‘Boxing Day’ deja un pequeño incendio en el Chelsea, rival del Atlético

El rival del Atlético de Madrid vive una pequeña crisis en la que el técnico ha pedido a sus estrellas más implicación.

El Chelsea, rival del Atlético de Madrid en Champions, en plena depresión.

El derbi londinense del ‘boxing day’ dejó al Chelsea muy tocado. El equipo de Frank Lampard, rival del Atlético de Madrid en la Liga de Campeones, está en plena depresión a dos meses de medirse al cuadro colchonero.

Aún queda tiempo para rectificar esta situación, obvio, pero la realidad es que a día de hoy las cosas no marchan bien para el club de Roman Abramovich, que tiene montado un pequeño incendio por la actual racha de resultados.

El cuadro inglés leva tres derrotas en cuatro partidos y está fuera de la zona europea. La última de esas derrotas, ante el Arsenal , que llegaba a la cita tras casi dos meses sin poder echarse una victoria a la boca y pasó por encima de los ‘Blues’.

Una circunstancia que generado que el preparador del rival colchonero, Frank Lampard, haya cargado contra sus jugadores por la pobre imagen mostrada ante los ‘Gunners’.

“Luchamos … pero en la primera mitad nos dimos demasiado por hacer … Asumiré la responsabilidad de puertas hacia afuera, pero los jugadores también tienen que asumir la responsabilidad de puertas hacia dentro”, dijo el preparador.

“El mensaje era claro, el Arsenal es un equipo peligroso. Cuando sales y juegas al 60% o 70%, no vas a ganar ningún partido de la Premier League”, sentenció apuntando hacia sus futbolistas. Y es que jugadores como Timo Werner, uno de los fichajes estrella o Kai Havertz, otro de las incorporaciones de relumbrón, han bajado muchísimo en su rendimiento.

“En la primera parte nos ofrecimos demasiado, tuvimos una actuación muy pobre. No pueden faltar energía y ganas en la Premier League y a nosotros nos faltó. Puedes prepararte tan bien como quieras, pero si te presentas con esa actitud, eso es otra cuestión. Está en la cabeza. Si rindes por debajo de la media, las cosas van en tu contra. Así es la vida”, explicó el preparador.

¡Bombazo en el mercado! Manchester City cerca de fichar a Koundé del Sevilla

Manchester City tienen un objetivo pendiente para el presente mercado de pases: la contratación de un central de élite. Por ello, el equipo del Pep Guardiola estaría cerca de fichar al defensor Joules Koundé, futbolista del Sevilla.

Las conversaciones entre ingleses y sevillanos están bastante avanzadas, aunque todavía no se ponen de acuerdo en las cifras que permitirán que los ‘Citizens’ se hagan con los servicios del futbolista de 21 años.

Según informa el medio español AS, Manchester City estaría dispuesto a desembolsar 50 millones de euros, a pesar de que el valor de la rescisión de su contrato asciende a los 80 millones de euros. Faltan definir las variables y el tema de las bonificaciones.

Koundé fue una de las grandes revelaciones de la temporada pasada en LaLiga Santander y unas de las figuras del equipo de Julen Lopetegui, clave para la obtención de la sexta Europa League del Sevilla.

Otras de las opciones que tenían en carpeta los ingleses eran José María Giménez (Atlético de Madrid) y Kaulidou Koulibaly (Napoli). Sin embargo, con ambos no se pudo llegar a un acuerdo económico con sus respectivos clubes.

Por su parte, Manchester City se prepara para su debut por la Premier League este lunes ante el Wolvehampton. La principal ausencia será la de Sergio Agüero, quien todavía no se recupera el 100% de un lesión a la rodilla que no le permitió terminar la temporada pasada.

Ronald Koeman inicia su limpieza en el Barcelona

Según medios españoles, el nuevo entrenador del club habló con Suárez, Rakitic, Vidal y Umtiti para informales que no los tendrá en cuenta en su proyecto con el cuadro culé.

El entrenador neerlandés Ronald Koeman llegó para cambiarle la cara al F.C. Barcelona. Luego de que fuera anunciado como el reemplazo de Quique Setién al frente de cuadro culé debido a la goleada sufrida ante el Bayern Múnich por 8-2 en los cuartos de final de la Champions League, el exdirector técnico de los Países Bajos empezó a meter mano en el primer equipo.

Si bien Koeman habló con Lionel Messi para manifestarle su intención de que el argentino siguiera en el club, el ’10′ blaugrana, según la cadena RAC 1 de Cataluña, se ve más fuera que dentro del club. Del mismo modo, uno de los designados para salir de la institución es el uruguayo Luis Suárez. Si bien el ‘charrua’ expresó en una entrevista su deseo de continuar en el club, así fuera como suplente, y que esperaba que cualquier decisión que se tomara con respecto a su futuro le pudieran avisar, pues pasó.

En España los medios locales aseguran que Koeman llamó a Suárez y le aseguró que no contaría con él en su nuevo proyecto deportivo. También reportan que los abogados del jugador ya están haciendo los trámites para rescindir su contrato y pueda partir al Ajax (equipo en el que jugó entre 2001 y 2011) o a la MLS. El atacante tiene contrato hasta 2021 con el Barcelona, pero parece que este terminará antes.

Kathleen Krüger: la capataz del Bayern Múnich

Kathleen Krüger ha estado vinculada con el Bayern Múnich en cuatro frentes diferentes: primero como hincha; luego fue jugadora de la Bundesliga femenina al debutar en 2004 con el equipo bávaro. En sus cinco años como profesional jugó como centrocampista; ya en 2009, tras renunciar al fútbol profesional, se convirtió en asistente del director deportivo, y, actualmente, es la “Team manager”. En este último trabajo lleva ocho años tras ser ascendida en 2012.

“Siempre quise trabajar en el sector deportivo. Pero desde el principio fui muy realista y sabía que la industria era muy atractiva y que había muchos solicitantes para pocos puestos de trabajo. El hecho de que hoy pueda trabajar en mi deporte y en mi club, es como haber ganado la lotería”, comentó Krüger en una entrevista para la página oficial del equipo.

Aunque desde hace más de quince años dejó la cancha su trabajo sigue vinculado a este escenario, ya que su oficio se basa en atender cada necesidad del plantel: coordinar viajes, entrenamientos, citas médicas o cualquier actividad extradeportiva de los entrenadores y futbolistas. Gracias a sus estudios en gestión internacional y a su experiencia futbolística ha logrado mantener un trabajo limpio con los jugadores, y, especialmente, en esta época de pandemia.

La Team manager ha labrado un camino lleno de esfuerzo y convicción desde la primera vez que estuvo en las gradas del ya desaparecido estadio Olímpico de Múnich apoyando al Bayern. Su pasión por el fútbol y su sentido de pertenencia por la institución han sido fundamentales en este conjuro victorioso. En un momento donde los movimientos feministas se han vuelto recurrentes, Krüger ha dejado en alto el trabajo que ejercen hoy en día muchas mujeres sin la necesidad de dejar este plasmado en pancartas y altavoces, demostrando así que los legados que cambian la historia no dependen del panfleto, sino de la fuerza que se imprime a esa añoranza por superar las circunstancias de su propio tiempo.